Últimas imágenes

Eventos Ferroviarios

Sesión usuario

Usted no ha entrado en


Abandono, por Alberto Herrera – Parte I

En el número 38 de Mastren, y concretamente en la página 53 (y ss.), apareció un trabajo titulado “Los encantos de PN Sudmodelisme”,  en donde se incluía una maqueta de esta firma que me cautivó.  Al cabo de un tiempo conseguí la pieza y la he trabajado siguiendo técnicas básicas. La revista ha sido de gran ayuda en algunos temas pero he intentado llevar la terminación un poco más allá. Para ello estudié algunas fotos de casas, que tras sufrir abandono, sufren un claro proceso de destrucción progresiva.

Foto casa abandonada

Foto casa abandonada

Una cosa que recomiendo es que, viendo alguna foto de estas casas en ruinas, no intentes en absoluto usar el color blanco puro, tan típico de las construcciones del sur de España, para pintarla. En su lugar usaría algunas de las referencias del fabricante de acrílicos de modelismo Vallejo – elegido entre las referencias blanco pergamino (70820) hueso (70918) o carne clara (70928) muy aclarada con blanco.

La exigencia de montaje del cuerpo de la casa es nula. Todo está montado ya que es una pieza enteriza. ¡Empezamos muy bien! Este kit se compone del cuerpo principal, dos trozos que forman el techo (escayola) y varias “vigas”  de madera de distintos grosores que se emplearán en el techo mayoritariamente. En esta foto veis que la pieza ya tiene una aguada en negro. Pero empecemos por el comienzo real.

Kit de PN SudModelisme

Kit de PN SudModelisme

Lo primero es aplicar una capa de imprimación con Vallejo ref. 28010. Capa delgada, por favor (Foto 1). Una pasada o varias pero rápidas, procurando que se deposite poco material. Esperamos unas 4 horas al menos.

Foto 1

Foto 1

Seguimos aplicando una capa de Vallejo hueso (ref. 70918) aplicada con aerógrafo (Foto 2) económico,  ¡eh! .Será una capa general. Se aplicó una dilución alta, sobre un 50%, con agua. Los colores de la gama Model Color no  están pensados para aplicar con aerógrafo pero si se cuelan con una bolsita de té (que es un buen filtro) se consiguen resultados adecuados.

Foto 2

Foto 2

Continuamos con una aguada de Vallejo negro (ref. 70950) aplicada con pincel de cerda sintética nº 4 (foto 3).En la foto 4 se observa que, gracias a la rugosidad que presenta la superficie, al aplicar el lavado negro, este color sube, debido a la capilaridad, por la parte externa de las paredes. Esto nos vendrá muy bien en etapas posteriores.

Foto 3

Foto 3

Foto 4

Foto 4

Tras esto aplicamos el color resultante de la mezcla marrón beige y carne dorada, referencias  70875 y 70845 (foto 5) a parches sobre el negro y sobre este aplicamos de manera aleatoria también el color cuero rojo ref. 70818, también a parches (foto 6). Comenzamos a aplicar las primeras luces con un color referencia 70843, marrón corcho a pincel seco (foto 7) y luego unas luces más claras aún con el color ocre marrón ref. 70856 e incluso marrón cubierta ref. 70896 podemos matizar volviendo a poner algunas sombras con los colores iniciales, dentro de las gamas más oscuras, a gusto (foto 8).

Foto 5 - Foto 6 - Foto 7 y Foto 8

Foto 5 - Foto 6 - Foto 7 y Foto 8

Como podéis ver no hemos tocado apenas las paredes salvo las zonas que impliquen más desgaste (foto 9 con los colores que ya hemos mencionado). Se han aplicado aguadas redundantes en negro en las zonas con más recovecos. Esto es un proceso de prueba hasta que lleguemos a un conjunto de tonalidades que nos gusten. No hay una única solución. ¡Afortunadamente!.

Foto 9

Foto 9

Comenzamos a dar color a las paredes interiores. En este caso hemos usado distintos tonos de amarillo, más claros u oscuros en función del desgaste deseado en cada zona: ocre marrón, carne dorada e incluso gris verdoso ref. 70886 (Foto 10). Incluso hemos aplicado tonos próximos al blanco, ya mencionado, como marrón cubierta, a pincel seco, que queda en los resaltes. Las aguadas, muy tenues, también han jugado su papel en algunas zonas.

Foto 10

Foto 10

Comenzamos aplicando pasteles con pincel de pelo muy suave, como el meloncillo, que son planos, del número 2 o 3, en el exterior de  las paredes verticales. (Foto 11).

Foto 11

Foto 11

Marcamos las llagas de la puerta con la aguada de negro. (Foto 12) Aprovechamos, seguidamente, para limpiar las llagas de todas  las pilastras dejándolas nítidas con el color marfil. Pincel seco de nuevo y pasadas rápidas casi rozando la superficie. Un poco de paciencia en esta fase.

Foto 12

Foto 12

MundoFerroviario.com: Hasta aquí damos la primera parte. Todos los detalles narrados por Alberto han sido geniales y muy instructivos para todos. Esperamos que os haya gustado y estar atentos a la segunda entrega que la haremos pública a principios de Febrero.

 

Se prohíbe la reproducción total o parcial de este documento y su contenido, incluidas las fotos.